Testimonio de una bienvenida

Disculpen. He tardado en llegar. Quizá porque siempre estoy tratando de irme. Con la carrera de periodismo recién terminada y más ilusión que arena en el bolsillo, meto la cabeza en el caos del mundo contemporáneo y la simbiosis de la tecnología para trasladar mi amor por la palabra. No con demasiada prisa, sí con demasiada piel. Disfruten, palpen, huelan, curiosen, llénense de aire, lean y decidan. Si disfrutan, les sugiero que se queden y me acompañen.