Lugares con memoria

Puerta Roja 8
Puerta Roja, Fernando Rodrigo

A través de los ojos de Fernando Rodrigo, el mundo se convierte en un sueño habitado por el devenir de la memoria. La obra de este pintor segoviano de universos singulares y honrosa maestría, permanece hasta el 1 de Julio custodiando las paredes de la Sala Sur de Conde Duque y asegurándose de que el visitante sale de allí con un relampagueo intenso de placer. A pesar de su innegable vinculación con la conocida como Segunda Generación de Realistas que surge en Madrid a finales de los sesenta y de su iniciática condición de alumno de Antonio López, su pintura enseguida se desliga de esa pompa para transformarse en una respiración salvaje. Cuadros de gran formato que abrazan por igual el pastel, el lápiz o el óleo, plagados de escenas corrientes que se tornan mágicas. Rodrigo posee la capacidad de mirar con la precisión del plano detalle y se detiene en la grieta, en el bordillo, en la puerta, en el agujero, en la estructura o en el mineral con una elegancia exquisita. El “Paredón de Estoril”. Pintura necesaria. Hay que mirarla antes de salir de la sala con todo el cariño de una despedida que se resiste a ser total.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s